Los mareos y la pérdida de balance es la segunda queja más común de los pacientes cuando visitan a su médico.

El órgano responsable por el equilibrio humano está localizado en el oído interno. Este órgano sensorial sirve para orientar al ser humano en cuanto a dónde está parado en relación a su alrededor y en reacción a los movimientos de la cabeza También es responsable por la audición.
Los mareos y la pérdida de balance es la segunda queja más común de los pacientes cuando visitan a su médico. El “National Institute of Health” ha indicado que 70% de la población va a experimentar mareos en algún momento de su vida. Aunque muy común; el sentirse mareado o desequilibrado frecuentemente podría indicar problemas serios de salud, o limitar a la persona en su vida diaria.

Los desórdenes de equilibrios son de dos tipos:

  • El mareo, vértigo o intolerancia al movimiento que ocurre luego de un ataque agudo de varios segundo o varias horas de duración. Esta condición puede ser causada o puede intensificarse al mover la cabeza rápidamente.
  • Un sentido de desbalance o desequilibrio que algunas personas describen como inseguridad al tomar un paso.

Perdida de Balance

Muchas personas de edad avanzada tienen temor a caerse o perder su balance. Las estadísticas del “National Institute of Health” indican que las caídas relacionadas a desbalance causan la mitad de las muertes accidentales en las personas mayores de 65 años. Se estima que ocurren unas 300,000 fracturas de cadera al año. 

El mantener el equilibrio es bastante complejo para el ser humano. Requiere que el oído interno, la visión y el sistema somato sensorial reciban la información indicada. Los tres sistemas deben enviar las señales correctas y el Sistema Nervioso Central debe recibirlas. Luego el cerebro debe ejecutar los movimientos correctos por medio del Sistema Musculo Esqueletal, de manera que podamos mantener nuestro centro de gravedad (balance).

Si alguna parte de los componentes de estos sistemas no funciona adecuadamente, sufrirá una pérdida de balance.

El proceso natural de envejecimiento puede afectar cualquiera de estos sentidos, así como la habilidad del cerebro de interpretar las señales y reaccionar a tiempo. La mayoría de las personas que sufren caídas admiten que antes de caer; pudieron ver el escalón o la acera, pero no pudieron reaccionar y poner el pie a tiempo, por ejemplo.

Con el diagnostico correcto, los ejercicios terapéuticos o re-entrenamiento de balance, muchas personas de edad avanzada pueden regresar a su vida activa

El vértigo posicional

El vértigo posicional o “BPPV” en inglés, es la causa más común de episodios de vértigo. Esta condición ocurre debido a cambios en la parte del oído interno que es responsable de que usted mantenga su balance.

La condición que más comúnmente se asocia a BPPV es la neuritis vestibular o laberintitis. El paciente no experimenta dolor, pero si viene acompañado de un episodio inicial de vértigo y náuseas que puede durar varias horas.

Otras condiciones relacionadas incluyen:

  • Enfermedades Cardiovasculares
  • Diabetes
  • Migraña
  • Pequeños Derrames Cerebrales (ischemia)
  • Diabetes
  • Golpes leves en la Cabeza

El método más común de tratamiento para el vértigo posicional

Es una maniobra de reposicionamiento, el tratamiento es sencillo y no causa dolor. Lo que logra el tratamiento es devolver los desechos otolitos a su sitio original dentro del utrículo en el oído interno. El cuerpo entontes absorbe los cristales de calcio carbonatado normalmente.

El reposicionamiento no es una cura permanente, sino un tratamiento. Es bastante común que la condición recurra en unos meses años. También es posible que nunca vuelva a ocurrir. Otras condiciones medicas o medicamentos recetados que afectan el procesamiento de calcio en el cuerpo pueden causar que la condición recurra.

Nuestro personal de audiología y terapia física seleccionará el mejor tratamiento para su condición específica tomando en consideración sus limitaciones físicas.

Si usted está experimentando episodios severos de náuseas o mareos causadas por movimiento, su médico podría recomendarle medicamentos para tomar durante el tratamiento.

¿Cuáles son los indicadores de riesgo de caídas?

Usted está en riesgo de sufrir una caída cuando presenta una o varias de las siguientes:

  • Dificultad para mantenerse de pie
  • Dificultad para caminar.
  • Perdida de balance.
  • Desacondicionamiento físico.
  • Toma cuatro o más medicamentos.
  • Le baja la presión súbitamente.
  • Tiene mareos o vértigo.
  • Dificultades visuales o auditivos, adormecimiento de los pies con dolor.