DURANTE ESTA NAVIDAD EVITA REGALAR JUGUETES QUE AFECTEN LA AUDICIÓN DE TUS NIÑOS

Con el pasar de los años a que dado demostrado como la pirotecnia afecta la audición.  En Puerto Rico, la época navideña es una en la cual se utiliza este tipo de materiales explosivos, durante todo el mes de diciembre hasta las conocidas octavitas.  Durante esta época el regalar a los seres queridos nos llena de satisfacción y alegría, mantener esa magia con los pequeños es el mayor de los propósitos.

Sin embargo, no debemos dejar pasar por alto que existen otros factores que puede afectar la salud auditiva de los más pequeños.  Es común elegir entre los regalos para niños juguetes que emitan sonidos o canciones que estimulen la actividad cognitiva de los chicos.  Si bien estos equipos cumplen su propósito en las etapas tempranas de la niñez, si no son escogidos o manejados adecuadamente podrían causar pérdida de audición permanente en los infantes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó que 32 millones de niños y 43 millones de jóvenes entre las edades de 12 y 35 años viven con pérdida auditiva.  Una condición que es prevenible si se actúa y se toman medidas a temprana edad.

Dependiendo de la exposición del niño a juguetes que alcancen alrededor de los 80 decibeles, podría provocar el deterioro irreversible en el oído del niño. Por lo que se recomienda lo siguiente:

  • 88 decibeles- la exposición no debe ser mayor de cuatro horas
  • 91 decibeles- la exposición no debe sobrepasar las dos horas
  • 94 decibeles- la exposición no debe ser mayor de una hora
  • 97 decibles- la exposición no debe ser mayor de media hora

Es común que un niño pequeño se emocione y tienda acercarse el juguete directamente al oído, ya sea por curiosidad o por atracción.  Esto tiene un efecto nefasto para la salud auditiva del pequeño. De acuerdo con la American Speech and Hearing Association, si la oreja del niño se expone a decibles tan altos como 100, estaría recibiendo un nivel de ruido que supera a una cierra o podadora. 

Otra de las consecuencias de la exposición a ruidos altos es el retraso en el desarrollo del habla y de la comunicación.  Esto a largo plazo, también, causa rezago social, retraso académico y aislamiento.

Por eso exhortamos a todos los padres que, durante esta época navideña, así como se inspeccionan los juguetes que pueden causar atragantamiento en niños o envenenamiento, verifiquen las etiquetas para que no marquen un grado de decibles superior a 100.  Recuerden, si tienen que levantar la voz para que escuchen por encima del sonido no deben considerarse una opción de compra.

Disfruten de la navidad llenos de esperanza y alegría, eviten que un regalo empañe la salud auditiva de su niño a largo plazo.  El autor del artículo es El autor del artículo es el licenciado Eugenio Gómez, director clínico de Precision Hearing and Balance Center. Para más información puede acceder a nuestras redes a través de www.noesunchiste.com,  https://www.facebook.com/precisionhearingpr o por teléfono al 787-493-0010.  Precision Hearing and Balance Center es un centro de evaluación de audición, con 17 clínicas alrededor de la isla. Además, ofrece servicios de exámenes de audición, evaluación y venta de audífonos, evaluación del habla y lenguaje, rehabilitación aural, entre otros.