¡DESPERTAR SIN ESCUCHAR! NADA PODRÍA SER UN SÍNTOMA DE SORDERA SÚBITA

¿Imagínese levantarse por la mañana y sentir que no escucha por un oído?  ¡De terror!   Pues sepa usted que podría estar sufriendo de sordera súbita. Este tipo de pérdida de audición puede ocurrir de momento y sin previo aviso. No necesariamente la persona tiene que haber recibido algún impacto en el oído, puede suceder cuando algo no funciona en el sistema sensorial dentro del oído interno.

En ocasiones los pacientes suelen confundir esta pérdida de audición con algo sencillo como la sinusitis o alergias; situaciones que pueden provocar la sensación del oído tapado.  Sin embargo, estos síntomas no se deben pasar por alto. Es recomendable visitar a su médico para una evaluación a tiempo.

De acuerdo con los expertos en el área de audición se pueden afectar entre una a seis personas de cada 5,000.  Lo interesante del trastorno es que puede ocurrir a cualquier edad, pero el segmento que más se afecta son los adultos entre las edades de 45 a 55 años.

El National Institute of Deafness and Other Communications Disorders (NIDCD) ha establecido que existen algunos trastornos que pueden promoverlo. 

Entre ellos se encuentran:

  • Infecciones
  • Traumas en la cabeza
  • Enfermedades que afectan el sistema autoinmune
  • Exposición a medicamentos antibióticos para infecciones graves o tratamientos para el cáncer
  • Problemas de circulación de la sangre
  • Trastornos neurológicos (esclerosis múltiple o la enfermedad de Méniere)

La forma más certera de diagnosticar el trastorno es con una prueba de audiometría de tonos puros desde que comienzan los síntomas.  El audiólogo logrará medir diferentes frecuencias o tonos de los sonidos que se estén transmitiendo.  Si la prueba arroja una pérdida de audición de alrededor de 30 decibles en tres frecuencias seguidas en menos de 72 horas es un caso claro de sordera súbita.

Lo importante es que el paciente no debe sentir que todo está perdido. También, el uso de corticoesteroides inyectados en el tímpano son una buena opción, el otorrinolaringólogo es uno de los especialistas para el tratamiento. 

De otra parte, si la pérdida de audición es grave y no responde a ningún tratamiento, su médico le referirá a un audiólogo.  Este profesional puede recomendar el uso de audífonos para ampliación de sonidos o implantes cocleares para estimular los conectores auditivos que van al oído.

El autor del artículo es el licenciado Eugenio Gómez, director clínico de Precision Hearing and Balance Center. Para más información puede acceder a nuestras redes a través de https://www.facebook.com/precisionhearingpr o por teléfono al 787-493-0010.  Precision Hearing and Balance Center es un centro de evaluación de audición, con de 17 clínicas alrededor de la isla. Además, ofrece servicios de exámenes de audición, evaluación y venta de audífonos, evaluación del habla y lenguaje, rehabilitación aural, entre otros. Encuentre más información en www.noesunchiste.com.